En el Game 6 se decidió el ganador de la final de la NBA de 2021. Los Milwaukee Bucks se proclamaron campeones de la NBA por 4-2, título que no habían ganado desde 1971. Su rival, los Phoenix Suns, luchaban para ganar el título por primera vez en su historia.

Los Bucks tuvieron que remontar una eliminatoria que se les puso 0-2, es decir, ganaron los siguientes 4 partidos seguidos. Gran parte de la culpa de la victoria del equipo de Milwaukee es de Giannis Antetokounmpo, quien cerró la serie anotando nada más ni nada menos que 50 puntos, y de su compañero Khris Middleton, teniendo ambos una media superior a 20 puntos en los playoffs (casi 30 si hablamos de Anteto). A esta dupla, que promedia unos números que no han sido vistos desde la pareja Lebron James y Dwane Wade en los Miami Heat, se le suma un tercer escudero que es Jrue Holiday, gran culpable de la victoria en el Game 5 en casa de los Suns y que puso el 3-2, lo que encaró la final para los Bucks que jugarían un partido defintivo en casa.

Los Phoenix Suns han conseguido realizar una temporada impecable, con un Chris Paul a un nivel altísimo con sus primeras finales a sus 36 años, la explosión de Devin Booker que ha causado furor y un estilo de juego vistoso y atractivo. Esperemos que Paul vuelva a tener otra oportunidad de ganar el anillo porque después de toda su carrera se lo merece mucho, pero veremos donde jugará el año que viene, porque no está del todo claro que siga en la disciplina de los Suns. Por su parte, Booker debe convertirse en el hombre franquicia y liderar unos Suns que podrían volver a llegar lejos en las proximas campañas. Veremos como se refuerza este equipo que ya ha demostrado poder llegar los más lejos posible.

Han sido unos Playoffs de la NBA espectaculares e imprevisibles, con unos protagonistas que no nos imaginábamos y grandes equipos cayendo en la primera ronda. Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros los playoffs y que sigáis viviendo este deporte.

 

¡¡¡I LOVE THIS GAME!!!